La primera Postal fue española
Primera postal.1892
Madrid-Pisa
* Artículo de Juan Gómez Soubrier publicado en la Revista Cuadernos del Fígaro (1995)

Inglaterra pierde el récord de antigüedad

Cuando aún resuenan en Gran Bretaña los ecos del primer centenario de una tarjeta postal sellada y datada, nuestro país ha recuperado la más antigua conocida. Viajó de Madrid a Pisa (Italia) el 1 de noviembre de 1892, un par de años antes que la inglesa.

El editor italiano Enrico Storani la atesoraba en su mansión romana. Hasta allí ha ido a buscarla –por trueque– Martín Carrasco, un español que, tras un cuarto de siglo al servicio de una empresa multinacional, cultiva su afición y su negocio de fotografías y postales antiguas.

La postal en cuestión, editada por Hauser y Menet, ostenta en su anverso varios rincones madrileños, entre los que no figuran los edificios construidos aquel año, con ocasión del IV Centenario del Descubrimiento, lo que autoriza a pensar que la tarjeta fue impresa con una cierta anterioridad a su envío. El texto de la tarjeta advierte del retraso del remitente a su vuelta a Italia y su deseo de visitar Toledo. El reverso lleva los matasellos de Ventimiglia y Pisa tres días después del de Madrid, lo que no habla mal de los correos de la época.

La tarjeta postal tiene un precedente en el entero postal, especie de correo normalizado como negocio de las Haciendas Públicas a partir de 1869. Impresa por una sola cara, esta “carta abierta” podría contener hasta veinte palabras.

Los grabados en “cartas abiertas para todos”, conocidos desde 1777, volvieron a resucitar al amparo de la nueva idea.

El primer antecedente español no está exento de humor y crítica. El Gobierno había aprobado la creación de las tarjetas por Real Orden de 1871, pero no se emitieron hasta 1873, cuando ya ni reinaba Amadeo de Saboya ni había monarquía. El famoso gastrónomo y escritor, el doctor Thebussen, satirizó a los gobernantes con la emisión de unas tarjetas en las que podía leerse: “Como al Gobierno se le hace cuesta arriba emitirlas, el Dr. Thebussen dispone esta tirada (mayo 1873) para su uso y el de sus amigos”. Con posterioridad emitió otra que rezaba: “Un millón de ejemplares para los que no son amigos”.

Hasta el descubrimiento que motiva este reportaje, las postales más antiguas que hayan circulado con sello y matasellos eran dos: una de las Torres de Serrano en Valencia, matasellada en Bremen en diciembre de 1894; y otra de Madrid, del 2 de enero de 1896.

Al comenzar el siglo que acaba, Barcelona creó su Sociedad Cartófila Española Hispania, a la que siguió Valencia, y Madrid, con el conde Polentinos, que editó una revista a semejanza de las ya existentes en Levante y Cataluña. Barcelona es en la actualidad la ciudad más cartófila y es allí donde se editan las revistas sobre temas postales.

El crítico de arte y poeta Santos Torroella o Juan Eduardo Cirlot, el “dueño de extraños objetos de hermosura”, así como Joan J. Tharrats o Joaquín Gomis, son o han sido apasionados de un mundo en el que el famoso abogado José Mario Armero ha llegado a reunir en Madrid una importantísima colección. Como dato diremos que únicamente de Alfonso XIII –pese a su temprana abdicación– posee más de tres mil originales distintos.

Los cartófilos madrileños, que celebran ahora el décimo aniversario de sus reuniones semanales, contemplan el hallazgo con ojos de coleccionistas ávidos, mientras se disponen a hallar una más antigua.

HISTORIA DE UN MENSAJE
La tarjeta postal que hoy conocemos, impresa por las dos caras, tuvo su antecedente en los “enteros postales” emitidos por las Haciendas Públicas como instrumento de recaudación. Ofrecemos a continuación una cronología de los cambios en la historia de la cartofilia.

1777 – Una revista francesa –Almanach de la Petite Poste de Paris– habla de “grabados en forma de cartas abiertas visibles para todos. Hay quien sostiene que así se fomenta la murmuración del servicio doméstico”.
1885 – La Conferencia Postal de Karlsruhe (Alemania) propone las hojas postales para comunicaciones no reservadas. La idea no prosperó por el elevado coste del franqueo.
1869 – Primeras “tarjetas de correspondencia”, editadas en Austria.
1870 – Primeras tarjetas con ilustraciones, lanzadas en Alemania.
1871 – Amadeo de Saboya ordena el lanzamiento del “entero postal”. Esta Orden no se cumplió.
1872 – La penuria económica lleva al artista alemán Borich a reproducir sus dibujos en postales.
1873 – Mayo. Primer “entero postal” que, por cierto, fue una broma del doctor Thebussen ante el incumplimiento de la Orden de Sagasta.
1873 – Diciembre. La Primera República lanza el primer “entero postal” del Estado.
1875 – Primeras reproducciones de paisajes e inicio del comercio privado y lucrativo de tarjetas postales.
1892 – Primera tarjeta postal que circuló con sello adherido y matasellos con fecha.
Información adicional
Más información http://www.casapostal.net/
Desembarcado en Juan
Compartir
IMÁGENES
Primera postal. 1892
Madrid-Pisa
COMENTARIOS
No hay comentarios
Incluir los datos de la imagen de verificación. Su Email no será publicado
* Nombre  

Email  

Link  

* Asunto  

Comentario
   
* Requeridos      
RSS | © All rights reserved |
mb41